La República Popular de China, a través de sus embajadas y consulados, realiza el trámite para la obtención de la visa para quienes pretenden viajar a su país, ya sea por motivos de turismo, trabajo, estudio o negocios. Las únicas excepciones en que el gobierno de la República Popular de China, exime de una Visa son las siguientes: Pueden ingresar sin visa a Hong Kong y Macao y quedarse por un periodo no excedente a 90 días consecutivos.

Además, pueden obtener una visa de tránsito que se tramita en los aeropuertos de Beijing, Shanghai, Guangzhou y Chengdu, con las siguientes condiciones; Siempre y cuando no exceda más de 72 horas y deben de presentar el boleto de conexión para el siguiente viaje. Muy importante, la visa de transito NO permite trasladarse dentro de China.